Search

lacartademrtench

La Máquina

El anciano encontró la llave en el hueco de la pared, detrás del abrevadero. Con ella abrió la puerta de roble que, atascada por la hiedra y las glicinas salvajes, giró ruidosamente sobre sus goznes. Tras acomodar sus ojos a... Continue Reading →

Advertisements

Ascensor rue de Buci

Cuando se cerraron las  rejas del ascensor de aquella casa laberíntica de la Rue de Buci, esquina Boulevard Saint Germain, Julia se percató de que  no estaba sola. La casa, otrora señorial, había sido transformada por un ruso, en los... Continue Reading →

Luz en la sierra

  Tenue como la luz de la aurora apenas despuntando y tan presto a desparecer como había aparecido, centelleó fugaz un halo dorado por encima del bosque. Podría haber sido el que deja el faro de un coche girando en... Continue Reading →

Ensuciar la página

Frente a la página en blanco abrí al azar la novela de Graham Greene El poder y la gloria  y fui a dar con la frase: "Años hacía que Mr. Tench no había escrito una carta. Sentado ante la mesa... Continue Reading →

Featured post

El embrujo de Zulem

La carrocería amarilla del Buick del 50 agoniza en el cañaveral, sin poder ocultar el óxido de sus llantas, sus neumáticos vacíos ni sus dientes de tiburón mordiendo para siempre el barro reseco del surco. Arístides, un mulato desgarbado de... Continue Reading →

Timbuktu

This is the excerpt for a placeholder post.

Create a free website or blog at WordPress.com.

Up ↑